Inicio | Acerca | Contacto | Salvar Sitio | Enviar a un Amigo | Mapa del Sitio
Información Relevante:
   Programa de Trasplantes
   Trasplantes de Hígado
   Trasplante de Riñón
   Donación de Organos
   Protocolo de Trasplante
   Fundación
   Equipo de Profesionales
   Testimonios y Experiencias
Información de Contacto:

Trasplantes de Higado y Riñón
Blvd. Puerta de Hierro 5150
Consultorio 201

Col. Puerta de Hierro
Zapopan, Jal. C.P. 45116

Email: lcrodriguezs@hotmail.com
Email: trasplante_higado@live.com.mx
Tel y Fax: 01 (333) 587-7091 / (333) 587-7092
Celular: 045 (333) 661-5982

Clic para enviar Email »


Fragolan Linking People web designer, domain registration, web hosting packages, seo, search engine optimization, d-gen content management system, tutorials, graphic design, web layout design, facturacion electronica, comprobantes fiscales digitales, avalado por el sat, cfd en pdf xml
http://www.fragolan.com

Facturación electrónica por internet en México DF Distrito Federal autorizada por el SAT, CFDI, digifactFacturación electrónica por internet en Guanajuato autorizada por el SAT, CFDI, digifactFacturación electrónica por internet en Celaya Guanajuato autorizada por el SAT, CFDI, digifactFacturación electrónica por internet en Dolores Hidalgo Guanajuato autorizada por el SAT, CFDI, digifactFacturación electrónica por internet en Irapuato Guanajuato autorizada por el SAT, CFDI, digifactFacturación electrónica por internet en León Guanajuato autorizada por el SAT, CFDI, digifactFacturación electrónica por internet en Moroleón Guanajuato autorizada por el SAT, CFDI, digifactFacturación electrónica por internet en Salamanca Guanajuato autorizada por el SAT, CFDI, digifactFacturación electrónica por internet en San Miguel de Allende Guanajuato autorizada por el SAT, CFDI, digifactFacturación electrónica por internet en Silao Guanajuato autorizada por el SAT, CFDI, digifactFacturación electrónica por internet en Nuevo León autorizada por el SAT, CFDI, digifactFacturación electrónica por internet en Monterrey Nuevo León autorizada por el SAT, CFDI, digifactFacturación electrónica por internet en Querétaro autorizada por el SAT, CFDI, digifactFacturación electrónica por internet en San Juan del Río Querétaro autorizada por el SAT, CFDI, digifactFacturación electrónica por internet en Tequisquiapan Querétaro autorizada por el SAT, CFDI, digifactFacturación electrónica por internet en Tamaulipas autorizada por el SAT, CFDI, digifactFacturación electrónica por internet en Reynosa Tamaulipas autorizada por el SAT, CFDI, digifactReal Estate Properties for Sale San Miguel de Allende, Homes for sale in San Miguel de Allende, Houses for sale in San Miguel de Allende, Property for sale in San Miguel de AllendeReal Estate Properties for Sale San Miguel de Allende, Homes for sale in San Miguel de Allende, Houses for sale in San Miguel de Allende, Property for sale in San Miguel de Allende

Trasplantes de Higado en Mexico, Dr. Luis Carlos Rodriguez Sancho

Testimonios y Experiencias


Destacando la responsabilidad, pasión y entrega, nos unimos a la celebración de la vida, siendo todas estas personas las beneficiadas con una nueva oportunidad de vida, que es, la más clara evidencia del trabajo constante del Doctor Luis Carlos Rodríguez Sancho que junto con una decena de especialistas dedicados y sensibles, se encuentran al frente de la actividad, mostrando al país, que la calidad del trabajo permiten la obtención de grandes logros.  El equipo del Doctor Rodríguez Sancho acude a otros estados del país por los hígados y otros órganos ofertados, lo que requiere de un esfuerzo excepcional, ya que hay veces que tienen que viajar en la madrugada a otros estados por el órgano.

Lamentablemente hay personas y agrupaciones que lejos de felicitarlos por este trabajo, se dedican a manchar su imagen diciendo que si los saltaron en las listas de espera, que si hay tráfico de órganos y lo único que provocan es que nadie quiera ejercer esta profesión.  El Dr. Rodríguez Sancho nos explica cómo los Programas de Procuración de órganos que han iniciado operaciones en varios estados de la República han sido un socio importantísimo, pues el hecho de profesionalizar la actividad de procuración de órganos antes aislada, ha hecho que la actividad de trasplante de donante cadáver  aumente significativamente y ahora se cuente con órganos disponibles.  La problemática actual es, que muchos de estos órganos que podrían ser trasplantados se están desperdiciando en la basura ya que hacen falta trasplantólogos en el país.

María Fernanda García Allende.


Estimado Doctor Luis Carlos, no existe un adjetivo lo suficientemente grande para poder describirle lo agradecidos que estamos con usted, nos ha regalado a nuestra mamá por muchos años más. En vedad sentimos que la labor que hacen ustedes y su maravilloso equipo de doctores es una labor muy loable, no dejen que la política ni los malos comentarios los hagan desistir.

Juan Zavala García


En Febrero del 2008 mi madre fue diagnosticada con Cirrosis hepática, en enero del 2011 su salud se veía cada vez más debilitada, por lo que decidimos buscar la posibilidad de un trasplante hepático e informándonos dimos con el Doctor Luis Carlos  Rodríguez Sancho  "Médico Trasplantólogo", el cuál desde nuestra primera consulta con una gran sensibilidad humana hizo que mi mamá no perdiera la esperanza de seguir viviendo. Después de realizarle todos los estudios necesarios, el doctor nos confirmó que mi mamá si era candidata al trasplante hepático y que sería puesta en lista de espera en San Luis Potosí ya que este es uno de los pocos Estados en el  país que cuenta con Programa de Procuración de órganos.

El 1ro de agosto del 2011 en la madrugada, recibimos una llamada del Doctor Luis Carlos Rodríguez Sancho,  informándonos que había un hígado compatible para mi mamá y que teníamos que estar en 4 horas en San Luis Potosí en el Hospital Central Ignacio Morones Prieto. Desde el momento en que llegamos al Hospital el Doctor Luis Carlos ya estaba esperando a mi mamá, siempre dándole apoyo y fortaleza y no volvió a separarse de ella hasta que fue dada de alta. El Doctor Luis Carlos y su equipo estuvieron pendientes de ella las 24 horas del día, siempre amable, dedicado, respetuoso, íntegro y sobre todo siempre hablándonos con la verdad.

Por lo que no puedo más que agradecer a Dios que haya puesto al doctor Luis Carlos en nuestro camino, este gran ser humano que eligió dedicarse a la medicina lo cual fue un acierto ya que ahora es el mejor Trasplantólogo del país, no solo por su experiencia y conocimientos, sino también por su compromiso social, humanismo y dedicación.No tengo palabras para agradecer a los familiares del donante y  al Doctor Luis Carlos haberle ofrecido a mi mamá una nueva oportunidad de vida.  Hoy puedo escribir todo esto porque él me escuchó y me atendió; elegir un buen o un mal médico puede cambiar el rumbo de tu vida y para mí  fue importantísimo y un gran acierto elegir a este gran ser humano y excelente médico.

S. Z. G.


Por este medio, quiero dejar constancia y mi más profundo agradecimiento al Dr. Luis Carlos Rodríguez Sancho, por su gran profesionalismo, ya que gracias a su intervención oportuna, a sus cuidados y a su gran dedicación, hoy tenemos la suerte de tener en nuestras vidas a mi suegra;  verdaderamente la intervención del trasplante de Hígado que le realizó es obra de unas manos extraordinarias; no hay palabras para poder describir la maravillosa operación que el Dr. Luis Carlos realizó, ahora mi suegra a tres meses de que le realizaron el trasplante, se encuentra muy bien y con muchos ánimos de realizar muchas cosas.

María Teresa Portillo Pérez


Yo sinceramente les recomiendo que si usted tiene algún pariente o amigo que requiera de un Trasplante de Hígado, no dude en contactarse con el Dr. Rodríguez Sancho ya que junto con su grupo de especialistas son los mejores en México para este tipo de operación; estoy segura de que el los ayudaráEl Doctor Luis Carlos además de ser un extraordinario ser humano, como profesionista dedica todo su tiempo a este trabajo; así es que solo me quedan palabras de agradecimiento porque él salvo la vida de mi amigo, el cual hoy a 6 meses de su trasplante, es una persona llena de energía, una persona renovada, tiene la vida de cualquier ser humano, ya que va a fiestas, hace ejercicio, vive una vida normal.

Dolores Perrusquía


Solamente quiero decir, que existe un grupo de Doctores encabezados por el Dr. Rodríguez Sancho y por el Dr. Montes de Oca, los cuales están dedicados las 24 horas del día al Programa de Trasplantes de órganos , en una forma realmente humana, profesional, sensible; también me consta que tratan de ayudar a la familia de los pacientes que no tienen para pagar sus honorarios de contado, ellos les dan tiempo para pagarles

La experiencia extraordinaria que viví al ver como este equipo, todos coordinados, le salvaron la vida a mi tía, la cual padecía de Cirrosis hepática, ella no tenía muchas esperanzas de vida, por lo que nos fué recomendado buscar al Dr. Rodriguez Sancho y así lo hicimos. Ahora mi tía se encuentra totalmente restablecida, sé que estos Doctores son un Instrumento de Dios y pido que no solamente los dejen trabajar en paz sino que se les reconozca su trabajo a nivel Nacional y ellos puedan seguir dedicados a salvar vidas.

José Blas García Díaz


Todo mi agradecimiento y admiración para el Doctor Luis Carlos Rodríguez Sancho por el trasplante hepático realizado a mi hermana, es un gran médico, pero mucho mejor como ser humano.

Gracias por toda la paciencia y cuidados; considero que todos sus pacientes aparte de tener un gran médico ganan un amigo.

Le deseo toda la suerte del mundo, porque la merece.

Alejandra García García


Noviembre 23, 2011 en 1:27 pm

Qué bueno es saber que es mentira lo que aquí se dice, gracias por aclarar Celina, siento mucho lo de su hermana y le comento que conocí casos de éxito de trasplantados por el Dr. Rodríguez Sancho en Sn Luis Potosí originarios de Guadalajara y quienes le deben la vida y jamás abandonados.El tiempo de Dios es perfecto y si su hermana tuvo complicaciones y ahora está en el cielo, lo lamentamos y la ponemos en nuestra oración.un abrazo

José Ortiz


Carta en apoyo al Dr. Luis Carlos Rodríguez

A Quien Corresponda: Yo y muchas otras personas estamos vivos Gracias a la Ciencia del Dr. Luis Carlos Rodríguez S. Y eso es una realidad.

No existe, que yo sepa, hasta hoy ningún cirujano en Latinoamérica en esa materia que tenga en su conciencia el haber salvado tantas vidas.

A la fecha (más de 200) (actualización a Noviembre del 2011, casi 500) Me reservo mis calificativos reprobatorios que merecen los periodistas y los orgánicos que encajan perfectamente en el perfil de los mexicanos que se encuentran en un barril sin tapadera: “nadie puede salirse porque los de abajo jalan y tiran a los que van subiendo”.

Seguramente ignoran la cantidad y calidad de Médicos que participan en un trasplante así como los altos costos de Logística, Instalaciones, equipos, insumos y medicamentos necesarios para realizar una operación de tal magnitud. Seguramente también ignoran que la “Lista de Espera” no funciona según se vayan inscribiendo las personas, sino según sea la gravedad de cada paciente, determinada ésta por un Pro tocólogo médico realizado por varios especialistas. Esto, por supuesto, está contemplado en los reglamentos del propio FUNAT. Y yo soy ejemplo de un caso así.

Me pregunto, ¿Ya se informarían cuánto cuesta un trasplante en U.S.A. o en Europa? Sin dejar de considerar la Selectividad Política que rige en esos países, por la cual yo con mi caso de Trombo en la vena Porta y gravedad CHILD “C”, seguramente no hubiese sido candidato a trasplante, sin embargo el Dr. Luis Carlos Rodríguez sabía que sí podía, asumió el riesgo y pudo lograrlo. Y hoy 2 años y ocho meses después, gracias a Dios, a él y a sus colaboradores médicos estoy vivo, con mis medicamentos post-trasplante, pero saludable.

He visto niños trasplantados por él, brincando, riendo y creciendo sanos, con los cuidados propios del caso, pero sanos.

¿Quién en los periódicos alguna vez ha escrito al respecto? ¿Por qué esos “redactores” que haciendo gala de su ignorancia en asuntos tan delicados, inconscientes de la trascendencia de sus notas producto de una comercialización obscura y servil que lejos de informar con ética hacen un terrible daño a la sociedad sembrando sentimientos pueriles? ¿Por qué en cambio nunca publican los esfuerzos, sacrificios y logros de tantos científicos que honran a la humanidad con su trabajo?

R. León Dávila A.

Trasplantado de Hígado por el Dr. Luis Carlos Rodríguez S. en octubre de 2005.


AUNQUE NO FUI TRANSPLANTADA DIRECTAMENTE POR EL DR. LUIS CARLOS S. TUVE LA OPORTUNIDAD DE VER EL MAGNIFICO TRABAJO QUE REALIZABA AL TRANSPLANTAR NIñOS, LA SONRISA DE EL NIñO Y EL AGRADECIMIENTO DE LOS PADRES ES ALGO QUE NO TIENE VALOR. ADEMAS NOSOTROS COMO SERES HUMANOS NO PODEMOS JUZGAR SU TRABAJO Y SU LABOR, ES MUY FACIL VER LOS ERRORES DE UN SER HUMANO PERO COMO SIEMPRE ES MUY DIFICIL VER LO POSITIVO QUE ESE MISMO SER HUMANO PUEDE HACER. Y COMO DICE UN DR. QUE TRABAJA CON EL DIOS DA LA VIDA Y EL ES EL ENCARGADO DE QUITARLA ELLOS SOLAMENTE SON UN GRAN MEDIO PERO SI DIOS DICE HASTA AQUI AHI TERMINA LA MISION. ASI QUE DESDE LA CIUDAD DE MEXICO ESTAMOS Y APOYAMOS AL DR. Y A TODO SU EQUIPO DE TRABAJO.

GUADALUPE RAMOS

JUL/2008


Marzo 12, 2009 en 3:26 am

Fui contagiada en una transfusión a los 33 años de edad y poco a poco perdí mi vitalidad nunca pensé llegar a estar postrada en una cama sin saber decir mi nombre, ni reconocer a mis hijos. Conocí al Dr. Luis Carlos por una casualidad y los 55 años después de una larga agonía ……….. me trasplanto y me regalo VIDA cabe mencionar que ni en el ESTADO DE MEXICO NI EN EL DF quisieron hacer nada por mí..

él es un orgullo para cualquier Mexicano dado a su preparación y calidad humana.

Minerva


Agosto 23, 2009 en 9:02 pm

MI ESPOSO TIENE HEPATITIS “C” Y PERTENECE A UN GRUPO DE APOYO PARA LOS QUE PADECEN DE ESTE MAL. EN EL SEGURO SOCIAL DESPUES DE DARLES SU TRATAMIENTO Y NO HABER NEGATIVIZADO, EL MEDICO QUE ESTA ACTUALMENTE TE DICE QUE YA NO HAY NADA QUE HACER,O SEA QUE TE MATA ANTES DE TIEMPO CON LO QUE TE DICE Y COMO TE LO DICE. SIN EMBARGO PUDE CONOCER A 2 PERSONAS DE ESTE GRUPO QUE ACUDIERON AL DR.LUIS CARLOS QUE ES EL UNICO QUE LES DIO ESPERANZA DE VIDA Y LOS TRASPLANTO. ¿DE VERDAD SE HAN PUESTO A PENSAR A CUANTA GENTE ESTAN AFECTANDO, CUANDO EL DR LUIS CARLOS HA SIDO LA ESPERANZA DE TODAS ESTAS PERSONAS?

Martha de Mérida


Yo aplaudo la decisión del Dr. Jaime González para que el Dr. Luis Carlos Rodríguez se reincorpore al Hospital Civil, para mi familia así como para varias personas que aquejan alguna enfermedad de nefrología, el Dr. Luis Carlos nos merece TODO NUESTRO RECONOCIMIENTO Y AGRADECIMIENTO. "ES UN ANGEL", las personas que lo han señalado deberían de acudir personalmente al Hospital para que vean la necesidad de tantos pacientes que no cuentan con una esperanza de vida dado que en otras instituciones de salud se carece de la calidez y humanismo con que el Dr. Luis Carlos atiende a sus pacientitos quienes le están eternamente agradecidos.

Rosy Dguez.


En 1997, por fin hice caso al Dr. Jorge Luna médico cirujano, oncólogo del hospital siglo 21, de realizarme un chequeo general para descartar la posibilidad de tener una neoplasia similar a la que desde hace tiempo  estaba atendiendo  a mi padre.

Al entregarle los resultados note cierta expresión de asombro en sus ojos, pero me preocupo más cuando me dijo que tenía que consultar un especialista, básicamente un Hepatólogo.  Me dio la dirección del consultorio particular de la Dra. Margarita Dehesa, reconocida Hepatóloga del Hospital Siglo  21 de la Ciudad de México, y  salí desconcertado de su consultorio.

Al llegar a la cita con la Dra. Dehesa,  mi hermana amablemente me acompaño y en realidad  no esperábamos que fuera algo serio, pero cuando  le impidió el paso al interior del consultorio  me sentí desconcertado.   Una vez adentro del consultorio me dijo que tenía que realizarme algunos estudios para poder determinar exactamente el grado de daño que presentaba  en el hígado.

Tras una serie de análisis, pruebas de ultrasonido, gama gramas, y endoscopia, por fin determino el  resultado:

CIRROSIS HEPáTICA, POR HEPATITIS VíRUS C.

El diagnostico era definitivo y al parecer no tenía la menor duda, todavía recuerdo sus frías palabras cuando me dijo “Usted tiene pocas esperanza de vida... el  pronóstico es muy malo, tan malo que cuenta por lo mucho con Dos años para poder someterse a un trasplante de Hígado, de lo contrario su calidad de vida se vendrá deteriorando  hasta  minar por completo su vida."

Al oír todo esto me quede helado, no podía articular palabra  recuerdo que pasaron mil cosas por mi cabeza, mis hijos Tony y Arturo de 8 y 10 años, mi esposa Claudia, nuestros planes, mis padres, el futuro de mis hijos. 

¡Cómo  podría llegar a decirles que estaba condenado a morir!

Pero lo peor vendría al enterarme por boca de la doctora, que hasta esa fecha no se había realizado un trasplante Hepático con éxito en México y el costo de esta operación en el extranjero era de más de US $ 300,000.00. Mi  esperanza de vida se murió, junto con mis anhelos y el plan de vida que con tanta ilusión me había trazado.

Al terminar la consulta la Dra. Me dio la única esperanza de ser bien atendido y mantener un nivel de vida aceptable, me dio la Dirección de Hospital de la Nutrición “Salvador Zubirán” y el nombre del director de Gastroenterología, Dr. David Kershenobich medico hepatólogo de mucho renombre.

–Ve a verlo es el mejor lugar para tratar tu padecimiento en México- dijo la Dra.

Salí del consultorio con la mirada perdida, tratando de negar lo que había escuchado, pero al llegar al carro cuando me pregunto mi hermana lo que tenía, no pude contener el llanto de tanto dolor  e impotencia.

Al platicarle a mi esposa y enterarse toda  mi familia, insistieron en que debería escuchar  una segunda opinión, así que fui a   el Hospital de la Nutrición en la Ciudad de México.

Al llegar con mi esposa al Hospital, fuimos  directamente al departamento de Gastroenterología con el Dr. Kershenobich,  al parecer corrimos con mucha suerte, ya que nos recibió al momento y sin previa cita. -cosa que no acostumbra-

Rápidamente le comente los antecedentes de mi caso y sin más, ni más dio la orden de internamiento para llevar a cabo los estudios de diagnóstico pertinentes de manera urgente.

Realmente tuvimos mucha suerte, o de plano me encontraba en muy mal estado, ya que me entere que existen pacientes con meses en lista de espera para poder ingresar al Hospital.

Después de cuatro días de hospitalización y extensas pruebas de laboratorio, se ratificó el  diagnóstico de la Dra. Dehesa. El daño Hepático era irreversible y desde ese momento quedaba en lista de espera como candidato para un trasplante Hepático. (Cirugía que nunca habían hecho en ese Hospital y que estaba en etapa de protocolo)

No fue nada fácil aceptar esta situación, se requería de disciplina en la alimentación, horarios de medicamentos y hábitos de vida saludables. Trate de llevar a cabo cada una de las indicaciones para retrasar lo más posible el daño hepático, pero llega el momento en que a  cada paciente en fase Terminal se nos termina la paciencia y nos ponemos de muy mal humor  y cuando digo mal humor significa realmente eso.

Nadie quiere, ni debe soportar malos tratos de las personas a quien ama, no obstante mi esposa estuvo conmigo siempre, tal vez por solidaridad o porque tiene mucha paciencia. No se,  pero le agradezco infinitamente por haberme soportado todo ese tiempo.

Durante este tiempo se inicio en mí una negación a la enfermedad, me dedique a destrozar  mi vida o lo que quedaba de ella,  pensando que  mis últimos días los debía de  gozar al máximo, sin importar  lo que  mi familia y seres queridos sufrieran,

¡Que egoísta y que cobarde!

¿Cómo me atreví a destrozar el tiempo que pude estar con mis hijos, y dañar  a la mujer que amo, solo por no tener el valor suficiente de aceptar la enfermedad y buscar una Salida?

Todavía recuerdo aquellas palabras que recibí de un sacerdote jesuita  que en el camino se presentó para dejarme este mensaje.

-Quien  dijo que  te ibas a morir es un doctor, posiblemente el muera antes que tú, pero eso ni tú, ni yo, lo decidimos,  Solo Dios puede decidir  eso.-

Recuerdo que un día llegue a casa, después de días de ausencia y al abrir la puerta, vi a  un pequeñito de dos años corriendo hacia mí, me abrazo y me dio  el beso más dulce que había recibido en años.

-Te extrañe mucho papi-

Dios escogió a mi pequeño hijo para hacerme despertar del letargo y darme cuenta de que la vida se me estaba extinguiendo sin  disfrutar del amor de la gente que más quiero.

Ese día permanece atesorado en mi corazón, porque fue cuando prometí luchar por mi vida, morirme en la raya si era necesario, pero no me daría por vencido, y así comencé mi Búsqueda.

Empecé por  visitar  todos los lugares que me recomendaban, probé todas las yerbas, visite curanderos y chamanes, fui a otros países, hasta en el espiritismo me involucre,  pero créeme que el verdadero llamado me lo hizo Dios por medio de una serie de eventos, que se fueron presentando y que me llevaron a conocer a el  DR. Luis Carlos Rodríguez Sancho, en el Hospital Civil  la Ciudad de Guadalajara, Jalisco, México. De  quien teníamos vagas referencias de haber realizado trasplantes de hígado con éxito.

Visitamos al Dr. Luis Carlos Rodríguez, el día 10 de junio de 1999. La impresión que me dio ver entrar al consultorio a un médico joven de 35 años sin más acompañante que una lata de refresco en la mano me dejo helado y pensé:

-Este es el famoso médico que realiza los trasplantes de hígado-
 
Tiempo después, Dios me daría las pruebas que yo estaba buscando.
 
Después de platicar sobre los riesgos y la dificultad de realizar este tipo de operaciones  en México, nos invitó para que al día siguiente tuviéramos, una plática con 5 pacientes que ya había trasplantado.  
 
¡Me quede helado! , como era posible que ya se habían hecho trasplantes de hígado en México y la institución  que me atendía, que  se supone que es una de las mejores del país, NO ME LO  HUBIERA  COMUNICADO, y lo que es peor, en todo ese tiempo el Hospital De Nutrición “SALVADOR ZUBIRAN” Uno de los mejores hospitales académicos en México,   no había  hecho ni un trasplante de Hígado con éxito  a pesar de todo el equipo que tienen. 
 
Ese día platicamos con cinco pacientes trasplantados en el hospital civil de Guadalajara, y realmente pareciera como si  estuviera viviendo la historia de mi enfermedad en palabras de ellos.
 
Vi como un paciente quien llegó prácticamente en sillas de ruedas, inconsciente, con  Cefalopatía y niveles de Bilirrubina altísimos ahora ya estaba caminando y platicando con un hígado ajeno en menos de dos meses.

Todo me parecía un milagro.
 
Al regresar nuevamente con el doctor, me dijo que estaba en las mejores condiciones para llevar a cabo la cirugía y yo debía decidir sí correr el riesgo en el quirófano, o sentarme a vivir el resto de mis días sin poder comer lo que me gusta, sin trabajar, sin manejar, y lo que más me dolió, Sin poder jugar con mis hijos de dos y tres años.
 
Pareciera una decisión fácil, pero en el fondo me imaginaba lo que pudiera ocurrir si no saliera del quirófano, que pasaría si no dejaba la situación económica de mi familia asegurada, que le dirían a mis hijos.
 
Por otro lado como sentiría que mis hijos me vieran en cama, sufriendo lavados intestinales, delgado, con la tez de color amarillo cobre, y sufriendo día con día.
 
-Doctor estoy en tus manos,  ponme en la lista y que Dios decida-
 
El doctor extendió su mano y me comento que debería estar pendiente y localizable las 24 horas del día, ya que en México no se tenía la certeza de saber cuándo se encontraría a un donador.
 
El donador de Hígado debe tener ciertas características compatibles, que presente muerte cerebral por algún accidente o traumatismo. En caso de ser así, los familiares más cercanos ó la aportación de su credencial que lo acredite como donador de órganos, lo hacen candidato para donar  sus órganos.
 
Nos regresamos de Guadalajara con una luz esperanza.

Pasaron quince días cuando recibí una llamada a las 10 de la noche, El doctor Luis Carlos Rodríguez S. me preguntaba si podría estar en Guadalajara antes de seis horas.
 
Le comente que inmediatamente iba a arreglar mis cosas y salía al aeropuerto para salir en el primer vuelo que hubiera.
 
Comenzamos a darnos cuenta que no teníamos nada arreglado y se empezaron a complicar las cosas los niños, la maleta, el trabajo etc.
 
Poco después sonó el teléfono y nos dijeron que se cancelaba el evento.
 
Nunca en mi vida me había sentido tan nervioso y apurado, comentamos mi esposa y yo que debíamos estar preparados, nunca nos esperamos que fuera tan rápido el llamado, teníamos dos años y medio tratando de recibir ese llamado y ahora no estábamos preparados.
 
El día 6 de Julio nuevamente me llamo el Doctor Rodríguez para cuestionarme acerca de la posibilidad de trasplantarme en la Ciudad de Monterrey Nuevo León, en un hospital privado a lo que estuve de acuerdo debido a que contábamos con un seguro de gastos médicos mayores que cubriría los gastos. Contactamos con familiares y amigos para estar alerta ante la posibilidad de tener que conseguir 60 donadores de sangre, pero no fue hasta el Día 13 de Julio a las 13:20 cuando  recibí nuevamente su llamada en mi oficina, indicándome que existía la posibilidad de tener un donante de hígado en la ciudad de Monterrey Nuevo león, debiendo darme prisa para vernos en menos de 6 horas en el Hospital San José de esa Ciudad, con un mínimo de 6 Donadores de Plaquetas y por lo menos ocho donadores de sangre, todo esto sin la seguridad de llevarse  a acabo, ya que el equipo de trasplantes tenía que verificar primero el buen estado del órgano donado.

Gracias a Dios,  las cosas se nos fueron acomodando para salir en menos de dos horas, no sin antes recibir una nueva llamada para solicitarnos un Liquido Preservador de órganos del cual carecían en el hospital universitario de dónde provenía el órgano.

Tuvimos que contactar a un doctor en la Ciudad de México quien muy amablemente nos ofreció el líquido sin costo alguno, además de llevarlo al hospital en menos de una hora, ¡Dios lo Bendiga!

Claudia por lo pronto dejo a los niños en casa de su mama, el tiempo corría y no había que perder, tenía que salir antes de las 15:00 hrs. de Cuernavaca (ciudad donde vivimos) rumbo al aeropuerto.

Como mi esposa no llegaba decidí partir para alcanzar vuelo y esperar a que mi esposa me alcanzara posteriormente. En la camioneta iban conmigo, mi madre, una tía, mi hermana y mi cuñado, en la caseta de Tlalpan logro alcanzarnos mi esposa y mis suegros.

En camino al aeropuerto mi mente estaba dando vueltas a la situación que nos íbamos a enfrentar, constantemente pasaban por mi cabeza la imagen de mis hijos y el dolor de no poder haberme despedido de ellos. Después de muchas peripecias llegamos al  aeropuerto a las 15:45, mi hermano como vive en México, ya estaba esperándome con un boleto de avión en la mano que salía a las 16:00 hrs. pero no podía partir sin el Liquido Preservador, así que inmediatamente se comenzó la búsqueda del Líquido Preservador en todo el Aeropuerto, yo por lo pronto corrí a comprar otros boletos de Avión, conseguí dos boletos para las 16:10 hrs. Mi esposa y yo decidimos salir en ese vuelo y dejar a mis familiares buscando el Líquido.

Durante el vuelo le confesé a mi esposa por primera vez, lo que realmente sentía al estar enfermo, los motivos por los que me animaba a operarme, y sobretodo agradecerle todo el apoyo que siempre me había dado.  Me encontraba a unas cuantas horas de enfrentarme a mi destino y no podía más que agradecer a Dios por todo lo que hasta esa fecha me había permitido vivir.

Nos dimos un abrazo y rezamos.

Al llegar al aeropuerto nos esperaba una tía de mi esposa que vivía allá, después llegó mi hermano, rápidamente me comunique con el hospital para decirles que iba en camino eran las 17.40 p.m. Al llegar al Hospital SAN JOSE, DEL TEC DE MONTERREY nos recibieron las enfermeras y rápidamente nos instalaron en un cuarto para comenzar los estudios previos a la operación, enseguida notamos la diferencia de Instalaciones y del equipo médico que vimos en el hospital civil.

Llego el Anestesista Dr. Juan Carlos Chávez Guerra, y nos comentó que el Dr. Luis Carlos Rodríguez S. estaba en el Hospital Universitario removiendo el órgano del donador., Así mismo le preguntamos sobre cuantos trasplantes de Hígado que se habían realizado en el hospital, a lo que nos contestó que él tenia la mayor experiencia en el equipo, debido a que había intervenido a 18 perritos en el hospital de nutrición, No es broma eh! ,  Nunca se había llevado a cabo una intervención de este tipo en el Hospital San José, prácticamente éramos los primeros,   situación que acaparaba la atención de los médicos, enfermeras y personal del hospital, así como de las autoridades Estatales de Salud.

Después de un largo rato nos confirmaron que teníamos que conseguir 60 donadores en menos de 12 horas, Mi hermano como es Director de Medios de una conocida Agencia de  Publicidad, solicito ayuda en radio y televisión, a pocas horas comenzaron a llegar los donadores, Gracias a Dios el pueblo Regiomontano es muy solidario.

Por cierto que el Sr. Ramón Palacios, el Hermano de Tatiana nos ayudó mucho en ese sentido y Dios lo recompenso por esa acción, porque cuando acudió al hospital a donar sangre, un primo le presento a la que ahora es su esposa, quien lo iba a decir, me hubiera gustado ser el padrino.

En fin, los doctores decidieron que la operación se efectuaría al día siguiente, lo que me dio oportunidad de hablar con un padre y encomendarme en sus manos.

A las 7:00 a.m. del 14 de Julio me dirigía a el quirófano en el pasillo  pude ver a  mi familia deseándome suerte y al final mi madre y mi esposa, recuerdo que les dije -Al rato nos vemos-.

Traspase la puerta del quirófano, el Anestesista me esperaba y le comente que tenía que tener mayor cuidado, porque a pesar de no tener pedigrí me esperaban en Cuernavaca dos chiquitos a los que les hacía mucha falta.

Al ponerme a dormir con la anestesia, se llevó acabo el primer trasplante de Hígado con éxito en una institución privada, la intervención duro aprox. 8 horas, El equipo médico que intervino junto con el Dr. Luis Carlos Rodríguez S. Fue de primera línea, e incluso uno de los comentarios del doctor me llamo la atención. Me dijo que la operación se había realizado bajo las mismas condiciones que se ofrecen en un Hospital de los Estados unidos. 

Al despertar en terapia intensiva pude distinguir la silueta de los doctores, me encontraba en un cuarto aislado, mis defensas estaban en cero, por lo que cualquier infección podría costarme la vida.  Al verlos me dije, no creo que sean ángeles y demonios no parecen,

Gracias a Dios, ¡Estoy Vivo!

Ahora tengo que recuperarme y salir rápido de aquí.

Pase cinco días en terapia intensiva, después me pasaron a un cuarto del hospital, me dijeron los cuidados que había que tener, el doctor Luis Carlos Rodríguez S. es una persona tan humilde que no quiso que los medios de comunicación lo entrevistaran y me pidió que si pudiera no diera su nombre.

Le dije que como era posible que no diera a conocer su nombre, miles de personas como yo requieren de esta operación y no saben dónde buscar, después pude entenderlo.

Los medios de comunicación y la gente de Monterrey se portaron de una manera muy solidaria, ya que se solicitaron donadores por diversos medios, acudiendo hasta altas horas de la madrugada para ayudarnos,  a todos ellos les  estoy muy agradecido, sé que Dios tomara en cuenta sus acciones dándoles bendiciones a ellos y sus familias.

Hoy después de casi seis años de haber pasado por esta experiencia, con las complicaciones y cuidados que hemos sufrido, veo a mis hijos, y doy gracias a Dios y a la vida, por permitirme esta nueva oportunidad  de verlos crecer, ser un mejor padre y un mejor ser humano.

El día 4 de septiembre de 2000, fuimos invitados por el Doctor Luis Carlos Rodríguez S. a una conferencia sobre Hepatitis C, en el Hospital ángeles del Pedregal, donde pudimos constatar que los doctores involucrados en este tipo de padecimientos, no tenían conocimiento del éxito del programa de Guadalajara, incluso desconocían el número y el estado actual de los pacientes trasplantados en México.

Viendo esto, mi esposa y yo decidimos convertirnos en vehículo de información para pacientes de este tipo, incluso llegamos a dar testimonio  en el programa televisivo de "Otro Rollo", logrando que otros pacientes recibieran este regalo de Vida.

Gracias al apoyo que se le ha dado a la Donación de órganos y a la información sobre los padecimientos que ocurren en México, se han trasplantado más de 80 pacientes en menos de dos años, y la gente ha tomado más conciencia sobre la donación de órganos en México.

HOY POR HOY LA DONACIóN DE óRGANOS EN MéXICO ES POSIBLE Y EL TRASPLANTE DE HíGADO ES UNA REALIDAD TANGIBLE, SITUACIóN QUE DEBEMOS A GENTE QUE SE PREOCUPA REALMENTE POR ESTABLECER PROGRAMAS Y LLEVARLOS A CABO, NO SOLO HA ESTAR DETRáS DE UN ESCRITORIO ESPERANDO QUE OTROS HAGAN SU TRABAJO.

SUMéMONOS A ESTE ESFUERZO CON LA SEGURIDAD DE QUE LO MUCHO O POCO QUE HAGAMOS POR NUESTROS HERMANOS, SERá RECOMPENSADO AL VER LA SONRISA EN SUS ROSTROS.

Sé que es una tarea muy difícil, pero la suma de voluntades genera una gran fuerza que puede  ayudar a pacientes que al igual que yo, no tienen otra salida más que creer en su país.

Mucho le agradezco la atención que se ha tomado para leer el presente y sobretodo me pongo a sus órdenes para cualquier informe sobre los doctores y hospitales que cuentan con la posibilidad de ofrecer esta maravillosa operación.

Atentamente
Dr. Arturo Palacios.

Primavera 2005.
Cuernavaca, Morelos, Mexico.


10/10/2008

Yo apoyo al 100% al Dr. Luis Carlos Rodríguez Sancho y a todo el equipo que trabaja con él, pues ellos realmente hacen algo por darnos una luz donde no lo la hay ….la enorme lista de espera es eterna pero como piden que se respete si unos pacientes no son compatibles y por qué perder dos vidas si podemos salvar una vida. algunos critican la manera de trabajar de este médico pero si fuera su familiar harían hasta la imposible o si así lo fuera ellos mismos donarían para salvar su vida yo les pido que se pongan en los zapatos de gente que quiere vivir y merece vivir …… por favor piensa si fuera tu padre, madre hermano hijo que no haríamos…… yo sé que mi hermano lo apoyaría pero desgraciadamente su caso estaba avanzado y murió…. no queremos más muertes por unos necios que lo único que buscan es dinero.

Isayeth Rosales


Hola tengo 5 años transplantada de higado y ha sido posible gracias a este doctor y su equipo que son maravillosos, soy de Baja California aqui nadie me daba esperanzas de vida solo una semana a partir del diagnóstico de eso hace seis años, ustedes creen, llegar a ese hospital me ayudo a ver que tenemos una oportunidad si la queremos tomar!!!!!!

DIFLORES78


El 16 de julio de 1998 en el Hospital Civil de Guadalajara "Fray Antonio Alcalde" el Dr. Luís Carlos Rodríguez Sancho realizó el primer trasplante de hígado en el Estado de Jalisco, iniciando con el programa de trasplante hepático más exitoso de México, ya que en pocos meses se convirtió en el programa con más trasplantes de la Republica Mexicana, dándole a los pacientes de todo México la posibilidad de un trasplante en este gran hospital."

infantacristina


YO soy hijo de trasplantada( María Martha Torres ) de la cd. de Morelia. Y solo quiero decirles lo siguiente  a TODO mundo, si se pagó “x” cuota ” LO PAGARIA 5MIL VECES MAS, por ver a mi madre viva y sana. AGRADEZCO PUBLICAMENTE AL DR. LUIS CARLOS RODRIDUEZ, POR SU EXCELENTE ATENCION, LO QUE COMENTA EL AFECTADO DE QUE NUNCA MAS VIO A SU ESPOSA” ES MENTIRA ” el Dr. Luis Carlos atendió a mi mamá ( él y su equipo ) después del trasplante a la Hora que yo le llamará me atendía e incluso iba a verla ya que es un proceso muy difícil el ” después” de dicho evento. Y SOLO QUIERO QUE REFLECCIONEN LO SIG.

… SI el operar ( trasplantar ) tiene un costo OBBVIOOO QUE LO TIENEEEE, NADA EN LA VIDA ES GRATIS Y NADIE TRABAJA POR CERO DINERO. GRACIAS LUIS CARLOS UNA VEZ MAS. Y solo quiero que piensen en la gente que está justo al día de hoy esperando su trasplante o que el Dr. Luis Carlos los estaba atendiendo ( VA A MORIR GENTE X POLITICAS INTERNAS Y POR GENTE QUE SOLO QUIERE OPACAR A LOS QUE SOLO BRINDAN ATENCION Y VIDA ). GRACIAS.

Gerardo Ochoa tortres


7 10 2008

UN día antes de la operación.. El Dr. Luis Carlos nos dijo muy claramente… YO la opero en donde ustedes quieran, existen estas opciones (3 hospitales que tienen el equipo necesario). Ustedes decidan. ventajas… que en un particular estaremos más cómodos. En el civil esta TOOOOODOO su equipo (humano y no), porque un trasplante no es solo del DR. Luis Carlos interviene mucha gente Y AGRADECIMIENTO PUBLICO en especial a las enfermeras/os del Dr. …Gente humana, y realmente con ese espíritu de ayuda. Desventajas..pues eso que en privado ..Tendrían que esperar a que los que atienden (médicos ) en el civil regresen….y en el Civil, no poder estar con mi mamá, verla poco tiempo …pero súper bien atendida. Y sobre la cantidad cobrada…muy claramente nos explicó por qué…y para qué. Y el HOSPITAL CIVIL es el que debería de agradecer al DR. por operar ahí ya que APORTO MUCHO EQUIPO MEDICO PARA EL PISO 6. Y si hacen una encuesta con la gente del Hospital civil,trasplantados… Cambiaría mucho la “mala Imagen que le están haciendo “.

Gerardo Ochoa


8 10 2008

Opino lo mismo que Gerardo y Minerva, haya o no irregularidades en el ámbito administrativo, no se debe perder el verdadero FIN DEL PROGRAMA DE TRANSPLANTES, QUE CONSISTE EN SALVAR VIDAS QUE ESTAN AL BORDE DE LA MUERTE Y QUE GRACIAS A LA EFICACIA DEL EQUIPO DEL DR LUIS CARLOS RODRIGUEZ se puede llevar a cabo, por lo tanto quitarlo del programa significa que muchas personas enfermas seguiránmás tiempo en la agonía de esperar un órgano que puede regresarles la salud.

Primero se debería detener y quitar de sus puestos a aquellos que atentan contra la salud y bienestar a la sociedad y no a aquellos que luchan incansablemente por devolver a la sociedad un mundo lleno de esperanza y salud.

Dios bendiga a este Doctor, me devolvió la vida y la esperanza. Espero que siga beneficiando a más gente y que cobre o no por su trabajo, solo él lo decide. Ojala hubiera másmédicos como él. Investigué su trayectoria como estudiante y especialista en Estados Unidos y es ejemplar. Lo felicito....

LORENA


Es importante mencionar de forma muy especial que el Hospital Civil de Guadalajara “Fray Antonio Alcalde” es el único hospital a nivel nacional que cuenta con programa de Trasplante Hepático de donador vivo, iniciando este procedimiento en manos del Dr. Luís Carlos Rodríguez en el año 2001, realizando este procedimiento de forma regular llegando a 24 trasplantes de donador vivo en 2005.

Sussie Chauvet


Simplemente es el mejor trasplantólogo del país, el junto con su grupo de trabajo son los que tienen más experiencia, yo puedo dar testimonio de su calidad humana, profesionalismo, dedicación. La gente que ha hecho críticas hacía el, deben de ser personas ignorantes y que lo único que están haciendo es destruyendo el Programa de Trasplante de órganos con el que se podrían salvar muchas más vidas.

Yo estoy en verdad agradecida ya que el Dr. Luis Carlos le hizo el trasplante de Hígado a mi abuela ...


 

Trasplantes de Higado en Mexico, Dr. Luis Carlos Rodriguez Sancho
Trasplantes de Higado en Mexico, Dr. Luis Carlos Rodriguez Sancho